Autoridades inician proceso judicial contra el principal sospechoso del incendio que mató a 11 personas en un bar de Sonora
Un policía frente al bar incendiado en San Luis Río Colorado, el 22 de julio.VÍCTOR MEDINA (REUTERS)

La Fiscalía del Estado de Sonora ha iniciado el proceso judicial contra José Luis N., el presunto culpable de provocar el incendio que mató a 11 personas y dejó seis heridos este sábado en un bar del municipio de San Luis Río Colorado. Las pesquisas de la Fiscalía señalan que el imputado roció con gasolina la entrada del local y prendió fuego con algo similar a un soplete tras ser expulsado del bar por violar a un grupo de mujeres. Los sobrevivientes y testigos del incendio también han cargado contra el establecimiento, la Casa de la Cerveza, porque supuestamente operaba sin licencia y no contaba con las medidas de seguridad que podrían haber evitado la intoxicación de muchos clientes.

Las autoridades acusan a José Luis N., de 28 años, de homicidio calificado por el incendio y el asesinato de 11 personas, tentativa de homicidio para los seis heridos que escaparon del incendio, y otro cargo por los daños causados ​​al establecimiento. La Fiscalía solicitará la “pena máxima prevista por la ley” para el imputado, que podría implicar cadena perpetua. El juez a cargo del caso usó las pruebas que tenía en su mano para arrestar al sujeto y encerrarlo en una prisión estatal, a la espera de que se lleve a cabo el juicio para determinar su futuro.

El viernes por la noche, la Casa de la Cerveza, un local grande, alto, de chapa gris, con un pequeño escenario para conciertos, mesas para beber y una pista de baile, se llenó de gente que disfrutaba de una noche en el barrio Comercial. Cerca de la medianoche, un hombre borracho ingresó al local que comenzó a molestar a algunos clientes y los agentes de seguridad de la discoteca lo expulsaron del lugar. Ya lo habían echado de otros bares antes, dijo el fiscal. El hombre salió muy enojado y se dirigió hacia su camioneta roja de trabajo, retrocedió y colocó su vehículo frente al establecimiento.

Sacó el combustible y comenzó a fumigar la entrada del local. Luego le prendió fuego con un soplete, dicen las autoridades, y huyó de allí mientras el fuego devoraba la entrada y la gente luchaba por salir con vida. Las víctimas recuerdan con horror los momentos de angustia. Sylvia Ruiz, en conversación con infobaeDice que en un principio no les permitían salir del local, a pesar de que el humo ya los asfixiaba. “Empujé muy fuerte a alguien que estaba frente a mí. En la puerta alguien estaba bloqueando la salida, pero dije ‘no, tenemos que salir’, porque ya me estaba ahogando. Así que empujé muy fuerte, tanto que dimos contra el suelo, pero afuera”.

El borracho se dio a la fuga en su camioneta y la policía, tanto la local como la estatal de Baja California y la fronteriza con Estados Unidos, recibieron el aviso de atraparlo en caso de que lo vieran. Lo arrestaron esa misma noche. Varios ciudadanos identificaron el vehículo con el que el sujeto había logrado darse a la fuga, llegaron a la casa donde estaba estacionado y allí descubrieron que había huido, junto a una mujer, en otro vehículo. Horas después quedó bajo el poder de las autoridades.

La Casa de la Cerveza, donde ocurrieron los hechos, no contaba con licencia, funcionaba de manera irregular, aseguró el director de Desarrollo Urbano y Ecología del municipio de San Luis Río Colorado, por lo que se espera que la justicia someta el establecimiento a su propio proceso para establecer las fallas que pudiera ocasionar. El bar abrió sus puertas en 2017. El Ayuntamiento tiene expediente de licencia de funcionamiento, pero en los años siguientes no se volvió a registrar ningún permiso, ni contó con el visto bueno de Protección Civil, organismo encargado de revisar la seguridad y la existencia de medidas de emergencia en estos locales.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país