Bancos mexicanos, en la Convención de Mérida: “El sistema mexicano no está contaminado”
Inauguración de la 86° edición de la Convención Bancaria Mexicana, en el Estado de Yucatán.ABM (RR SS)

“La banca mexicana no está contaminada”, dijo Daniel Becker, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), a menos de un minuto de subir al escenario para inaugurar la 86 Convención Bancaria en Mérida, “para que ya no pida yo la pregunta”. En el evento, que reúne a altos directivos de la banca nacional, hay dos temas en boca de todos: la crisis bancaria de los últimos días y la decisión del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador de cancelar las cuentas de todas las dependencias. en bancos privados.

El momento de la convención es accidentalmente perfecto. El viernes, la quiebra de un banco mediano en Estados Unidos despertó temores sobre una posible crisis financiera mundial. Después de que fracasara la estrategia de inversión de Silicon Valley Bank, las autoridades incautaron el banco. Le siguieron otros dos bancos estadounidenses, mientras que en Europa Credit Suisse tuvo que pedir prestados 50.000 millones de dólares para reforzar su liquidez. Becker, quien también es director general de Grupo Financiero Mifel, dijo hasta la saciedad este jueves que México está seguro, pues la tasa de capitalización del sistema financiero es de casi 300% -muy por encima de las mejores prácticas internacionales, aseguró-.

En respuesta al pánico desatado por la crisis en estos bancos, el Banco Central Europeo dijo que está “preparado” para inyectar liquidez si fuera necesario, mientras que en EE.UU., la tesorera Janet Yellen dijo en una audiencia este jueves que el “sistema bancario aún está sólido.” La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) aseguró este miércoles que “los bancos que operan en México cuentan con sólidos niveles de capitalización, liquidez y calidad en su cartera crediticia”. “Ninguno de los bancos locales de importancia sistémica tiene una concentración significativa en depositantes de mayor volumen o en algún sector de actividad económica en particular”, agregó la CNBV.

La convención es la única época del año en que todo el Gobierno Federal, incluido el presidente de México, se reúne con la élite bancaria y, en esta ocasión, López Obrador puso un tono de confrontación incluso antes de aterrizar en Mérida. . Su Gobierno publicó este miércoles en el Diario Oficial de la Federación un decreto mediante el cual pide a las dependencias cancelar sus cuentas en bancos privados y trasladar sus recursos a una institución gubernamental, como es el Banco del Bienestar, fundado durante este sexenio. término Sobre este tema, Becker aseguró que se trata de un “reordenamiento” de cuentas, sin entrar en detalles sobre las implicaciones que esto podría tener en la banca comercial.

Fuera de las ruedas de prensa, charlas y paneles programados, en los pasillos del Centro Internacional de Convenciones de Yucatán, estos dos temas dominan las conversaciones entre los asistentes, que se estiman en 1,000 trabajadores del sector bancario. Cuando se trata del temido contagio que podría tener una crisis financiera en el país, los asistentes se muestran tranquilos. “No creo que tengamos nada de qué preocuparnos”, dijo un gerente en una bolsa de valores, pero advirtió: “por ahora”. Los recuerdos de corridas bancarias en la historia latinoamericana han hecho que los bancos aprendan la lección y se capitalicen bien, coinciden algunos asistentes.

Cuando se trata de las implicaciones que pueden tener las agencias gubernamentales al retirar sus recursos de la banca privada para depositarlos en el gobierno, el tono cambia. “Si me preguntas qué fue peor para mi negocio, la pandemia o López Obrador, te digo López Obrador”, dijo un empresario, proveedor de tecnología para servicios financieros. Las decisiones del presidente de cancelar la construcción de un nuevo aeropuerto en la Ciudad de México, así como las disputas comerciales con EE. UU., han resultado en una falta de inversión que impacta en los negocios.

Este es el primer año que la Convención se realiza fuera de Acapulco, Guerrero, su tradicional sede. Mientras algunos directivos de la ABM, la mayor asociación del sector en el país, aseguran que la inseguridad no fue el motivo del cambio de sede, otros afirman que sí. La decisión se tomó luego de una serie de asaltos en la carretera de Ciudad de México a Acapulco el año pasado, dicen.

El Secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O, la Gobernadora del Banco de México, Victoria Rodríguez, y el mismo López Obrador hablarán esta tarde en el evento. El programa también incluye una presentación de la exsecretaria de Estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton, el viernes. Además, Becker entregará la presidencia de la ABM a Julio Carranza, director general de BanCoppel.

Suscríbete aquí hacia Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país