Conjunción de Venus y Júpiter 2023: cómo y cuándo ver el encuentro de planetas desde México

Un mes después del paso del cometa C/2022 E3 por el cielo nocturno, Venus y Júpiter protagonizan una de las conjunciones más espectaculares del año. Durante las tardes del 28 de febrero y el 1 de marzo, ambos planetas marcharán juntos hacia el oeste, hasta ocultarse tras el horizonte un par de horas después del anochecer.

Al igual que las constelaciones, creadas a partir de líneas imaginarias que unen estrellas separadas por decenas o cientos de años luz para formar una silueta que varía según cada cultura, una conjunción es producto de la perspectiva del observador terrestre. Separados por más de 600 millones de kilómetros, Júpiter y Venus mantienen sus respectivas órbitas alrededor del Sol, sin embargo, cada trece meses parecen acercarse en la bóveda celeste.

La conjunción Júpiter-Venus de 2023 será especialmente visible para los observadores del hemisferio norte, donde aparecerán más altos al caer la noche y, por lo tanto, se hundirán más tarde en el horizonte. Venus, el planeta más caliente del Sistema Solar, un mundo rocoso e inhóspito con una atmósfera amarillenta compuesta principalmente de dióxido de carbono, brillará más que Júpiter, el gigante gaseoso de nuestro vecindario cósmico que alberga tormentas y vórtices tan grandes como la Tierra. .

Cuándo ver la conjunción entre Venus y Júpiter desde México

Aunque ambos mundos parecen estar cada vez más cerca desde mediados de febrero, el mejor momento para ver la conjunción será la tarde del 1 de marzo. En cuanto los últimos rayos del Sol lo permitan, el dúo de planetas brillará inconfundiblemente en el Oeste. El efecto será más evidente al caer la noche y durará un par de horas, antes de que las estrellas se escondan tras el horizonte. Júpiter y Venus permanecerán visibles hasta mediados de marzo, sin embargo, su aparente cercanía se desvanecerá gradualmente a medida que se acerque la primavera.

Para una mejor experiencia, lo mejor es buscar un lugar libre de contaminación lumínica, alejado de las grandes ciudades. Aunque Júpiter y Venus serán perfectamente visibles a simple vista, utilizar unos prismáticos o un simple telescopio te permitirá captar más detalles de cada uno, como los cuatro satélites galileanos que acompañan al gigante gaseoso, o las fases de Venus. , similares a las lunares para el observador terrestre.

Suscríbete aquí para Boletin informativo de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país