El IMSS llega a un acuerdo con la familia de la niña que murió aplastada en ascensor en Quintana Roo
Familiares y amigos durante el funeral de Aitana, el 12 de julio en el municipio de Tinum, en Yucatán.cuarto oscuro

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, aseguró este martes que la organización mexicana llegó a un acuerdo con la familia de la niña de seis años que murió aplastada en el ascensor de un hospital en Playa del Carmen (Quintana Roo) la semana pasada. Robledo viajó el domingo a la ciudad de Tinum (Yucatán) para reunirse con los padres de la víctima y proponer las medidas. “La verdad sobre las causas del evento debe ser conocida. Tiene que haber justicia, establecer responsabilidades. Esto no puede volver a ocurrir en ninguna parte del país”, dijo el director del IMSS en un mensaje difundido en redes.

La dependencia llegó a una serie de acuerdos de reparación con los padres, entre los que se encuentran: atención médica y psicológica permanente, becas de estudio para hermanos mayores de la familia (17 y 20 años) y ayudas económicas “que atienden la medida afectiva y material”. : “Por pedido expreso de la familia no los haré públicos.” Además de estos acuerdos, la institución se comprometió a tomar medidas para que hechos de esta naturaleza no se repitan y a llevar un registro de los mismos.

Los trágicos hechos ocurrieron la noche del lunes 10 de julio. La niña de seis años fue trasladada al área de hospitalización del centro del IMSS por un caso de dengue, una infección transmitida por la picadura de mosquitos. Para ello, la metieron en un ascensor. Arrancó con las puertas abiertas con las puertas abiertas cuando la camilla aún no había entrado en el ascensor. “Alrededor de las 22:30 horas, al ser trasladada, el ascensor presentó una falla y la menor sufrió una presión que terminó causándole una importante pérdida”, dijo el delegado del IMSS en Quintana Roo, Leobardo Ureña.

El hecho llevó a la organización médica a iniciar una investigación interna, que hasta el momento ha implicado a la empresa de mantenimiento y con la que tienen contratos en varias delegaciones desde 2019 (Sitravem, contra la que interpusieron una denuncia), y a la empresa Hitra, de la que adquirió una serie de ascensores en 2016. “Esto no quedará impune. Aquí tenemos que encontrar a todos los responsables”, dijo Robledo.

El director también recordó las palabras que le dijo el padre de la menor, y las reprodujo en su mensaje: “Yo [el padre] Confío en que si los resultados de las investigaciones lo satisfacen [Robledo]que también es papá. Si te dejan en paz, me dejarán en paz. Si no lo es, yo tampoco lo seré”.

La muerte de la niña de seis años despertó indignación en el país. Y tras el accidente, las autoridades detuvieron al camillero, a quien inicialmente acusaron de homicidio culposo. Aunque lo liberaron horas después, porque los hechos que se investigan no lo responsabilizaban penalmente. En un video compartido en redes, el trabajador comentó que él también fue víctima, ya que él también quedó encerrado en el ascensor: “Traté de rescatar al bebé y traté de hacerlo porque todos somos padres. Tenía la edad de mi hijo menor”.

Suscríbete aquí a la newsletter de EL PAÍS México y recibe todas las claves informativas del presente de este país