Iglesias cristianas en el sur de México cierran sus puertas por violencia

En al menos 10 municipios de la frontera sur de México, las iglesias cristianas se han visto obligadas a cerrar debido a la violencia. El presidente de la Asociación de Pastores Evangélicos de Tapachula, Gamaliel Fierro Martínez, denunció que la población de algunas zonas de Chiapas sufre un acoso generalizado por parte de grupos del crimen organizado.

La violencia provocó que algunas iglesias que operaban toda la semana realizaran actividades solo un día y evitaran realizar eventos después del anochecer. Municipios serranos como Motozintla, Mazapa de Madero, El Porvenir y Bellavista también se han visto afectados por el cierre de templos.

Registrate aquí al boletín de EL PAÍS México y recibe toda la información clave de la actualidad de este país