La inflación en México interrumpe su serie de aumentos y se sitúa en 4,40% en febrero

La inflación moderó su crecimiento en México. El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 4.40% en la segunda quincena de febrero, según publicó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), interrumpiendo así la racha de aumentos de tres meses y que había colocado a la inflación en 4,88% en enero. Durante el último mes, el INPC registró un aumento del 0,09%, el aumento más moderado en el mismo período desde 2019.

Por segunda vez en las últimas semanas, el dato sorprendió a los analistas financieros, quienes, según la Encuesta de Expectativas de Citibanamex, esperaban una inflación de 4.44% anual. Por tanto, las proyecciones para fin de año en el país parecen aún más alentadoras, con una previsión de inflación generalizada del 4,10% para finales de año.

Esta inesperada desaceleración muestra que el índice de inflación no subyacente, que incluye los productos con precios y tasas más volátiles administrados por el gobierno, se ubicó en 3,67% en febrero, desde 5,24% observado en enero. Dentro de este índice, los precios de los productos agrícolas disminuyeron un 4,60%, mientras que los precios de la energía y las tarifas autorizadas por el gobierno crecieron un 2,12%.

Mientras tanto, la inflación subyacente, que determina la trayectoria de la inflación general a medio y largo plazo, también se desaceleró y se situó en el 4,64% en febrero, la tasa más baja observada desde junio de 2021 y que vincula 13 meses de desaceleración. Aunque no todo es provincianismo. Gabriela Siller, directora de análisis económico de Grupo Base, señala que los riesgos para la inflación subyacente siguen existiendo. “Por un lado, la inflación anual de alimentos, aunque lleva 14 meses consecutivos cayendo, se mantiene en un nivel muy alto del 5,25%”, explica. Por su parte, la inflación de servicios mostró un repunte, alcanzando una tasa mensual de 0,61%, la más alta para el mismo mes desde 2013, elevando la inflación anual de servicios desde 5,25% en enero a 5,30% en febrero, acumulando en 19 meses por encima del 5,0%. . .

El precio de las frutas y verduras, productos de gran consumo en la canasta básica de los mexicanos, tuvo una importante caída del 8.43%. Productos como el tomate tuvieron una caída de 41.8%, el tomate verde un 21.1%, el chile poblano un 20.7% y los huevos cayeron un 1.8%.

El próximo 21 de marzo la Junta Directiva del Banco de México (Banxico) anunciará su decisión de política monetaria, por lo que el dato bajista de inflación de febrero podría ser un incentivo para una baja de 25 puntos en la tasa de interés de referencia desde 11.25%. “Por lo tanto, aunque es probable que el Banco de México recorte la tasa de interés el 21 de marzo, se espera que esto sea solo un ajuste para mantener una postura monetaria restrictiva adecuada y se esperan pausas en reuniones posteriores, por lo que no se espera ( ni debería ser el inicio de un ciclo de recortes de tipos de interés”, concluye Siller en su análisis.

Suscríbete a la newsletter de EL PAÍS México está en canal whatsapp y recibe toda la información clave sobre la actualidad de este país.