Las fuentes funcionan a pesar de la crisis del agua;  Se utiliza agua tratada: Sobse

A pesar de la escasez de agua por la sequía, las fuentes de la Ciudad de México continúan funcionando la mayor parte del día y utilizan 490 metros cúbicos de agua tratada cada dos meses; es decir, aproximadamente 490 mil litros o 49 tubos bimestrales.

Durante las visitas se pudo comprobar que las fuentes ubicadas en lugares públicos como la Plaza Tlaxcoaque, la Alameda Central, la Glorieta de la Diana Cazadora, el Monumento a la Revolución o la del cruce del Paseo de la Reforma con Bucareli estaban llenas de agua y funcionando.

La Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) informó que las fuentes funcionan todos los días de 9:00 a 23:00 horas.

Aseguró que el agua utilizada es tratada en estado líquido en una planta ubicada en el municipio de Texcoco, en el Estado de México.

La dependencia agregó que el agua tratada de las fuentes cumple con los requisitos de la norma oficial mexicana NOM-003-ECOL-1997 emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), que permite el uso de agua tratada en espacios públicos. .

La norma establece límites máximos para contaminantes como coliformes fecales, huevos de helmintos, grasas y aceites, entre otros.

“Los organismos públicos responsables del tratamiento de aguas residuales reutilizadas en servicios públicos están obligados a monitorear el agua tratada en los términos de esta NOM y a mantener un registro de la información resultante al menos en los últimos años de muestreo y análisis, cuando el la información es solicitada por la autoridad competente”, señala la norma.

Estas infraestructuras ornamentales se alimentan con agua tratada, mientras que las fuentes interactivas reciben agua tratada, pero con un procedimiento adicional para eliminar contaminantes que podrían causar daños por contacto directo con los usuarios, indicó la Secretaría de Obras y Servicios.

“El abastecimiento de líquidos a las fuentes de la Ciudad de México se realiza a través de empresas privadas encargadas de velar por el mantenimiento, abastecimiento y abastecimiento de agua de las fuentes.

“El agua suministrada se recupera de una planta de tratamiento en la ciudad de Texcoco, en el Estado de México, la cual implementa diferentes procesos dependiendo del uso y destino”, especifica la dependencia en una hoja informativa.

La crisis del agua ha hecho que en ciudades como Barcelona, ​​donde la emergencia lleva más de 38 meses, se hayan adoptado medidas urgentes para paliar los efectos de la sequía. Una de las acciones implementadas es la prohibición del llenado de fuentes ornamentales.