Que solo usamos el 10% del cerebro es un mito, se usa al completo pero por partes

Los seres humanos usamos el cerebro en su totalidad, pero por partes. Es una de las principales cuestiones que se aclaran nada más comenzar a participar en un curso del calendario de actividades de este año de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en su sede de Baeza (Jaén).

El biólogo y experto en envejecimiento cerebral y en Sistemas Complejos, Francisco José Esteban Ruiz, se encarga de la dirección de este encuentro, organizado bajo el título genérico de “El cerebro que nos hace humanos”.

A diferencia de lo que pasa en la película francesa “Lucy” de 2014, en la que Scarlett Johansson se convierte en una persona capaz de todo por usar la totalidad de su masa gris, Esteban Ruiz asegura que “aunque no a la vez“, sí es algo que no hay que tener como algo extraño. “No es que utilicemos un 10% solo de toda nuestra actividad cerebral”, sino que se usa una u otra parte “según el tipo de actividad que estemos desarrollando”, explica.

“Según lo que hagamos, los tipos de actitudes de comportamiento que se estén llevando a cabo, se están activando en una u otras zonas del cerebro. El cerebro en su totalidad es importante, funcional y evolutivamente”, ha indicado Esteban Ruiz, que añade que “lo que pasa es que no se utiliza completamente al mismo tiempo para una función determinada; o sea, cada función o grupo de funciones se activa en determinadas zonas del cerebro”.

Desarrollo del cerebro

De esta forma, asuntos como estos se ponen encima de la mesa en una intensa semana de trabajo en el que estudia “desde un punto de vista tanto evolutivo, antropológico y desde las excavaciones arqueológicas a los resultados antropológicos y evolutivos que se han ido obteniendo a lo largo de toda la historia”, además de relacionar todos esos resultados con la neurociencia actual.

Participa profesorado de la antropología, la arqueología, la paleoecología o la paleoneurobiología, además de neurólogos, filósofos o psicólogos, que analizan “cómo el cerebro ha evolucionado hasta desarrollar las capacidades cognitivas, como la conciencia o el lenguaje”.

Además, el curso analiza si el ser humano es la especie más inteligente del planeta: “Eso es evolutivamente o cognitivamente, y hemos llegado al estado de desarrollo al que hemos llegado, que tengamos un nivel de consciencia, está claro”, pero hay “otras especies que también son inteligentes y que tienen un determinado nivel de consciencia”, según Esteban Ruiz.

“La consciencia y los estados de conciencia no es algo solo y exclusivo de nuestra especie, de homo sapiens. No hay más que ver que hay animales que incluso su estructura cerebral, su cerebro, es muy diferente al cerebro de los vertebrados, como por ejemplo un pulpo, y demuestran comportamientos inteligentes y aprendizajes adaptativos ilimitados”, defiende.

Francisco José Esteban Ruiz pone el acento en que “no es que seamos la especie más inteligente, pero quizás nos creamos la especie más inteligente”, aunque “tener grado de conciencia no es algo exclusivo de la especie humana, y existen diferentes procedimientos experimentales que nos pueden ayudar a detectar un grado de conciencia en otras especies, como comentaba anteriormente en el pulpo, incluso en nematodos, en pequeños gusanos”.

El curso incide en el conocimiento de la evolución de la estructura y de la función de cerebro, así como la capacidad de desarrollar la experiencia consciente. Son aspectos claves e indispensables a tener en cuenta como base para el desarrollo de los sistemas de la computación basada en los algoritmos bioinspirados de las redes neuronales del aprendizaje profundo (deep learning) y, por lo tanto, de la inteligencia artificial que forma parte de nuestro día a día en dispositivos y sistemas de toma de decisiones.

Noticias relacionadas

En este encuentro se hace un recorrido sobre la evolución del cerebro, principalmente en el género humano, y cómo se ha llegado a la estructura y a la función cerebral en la especie homo sapiens, incluida la caracterización de la experiencia consciente como aspecto fundamental en los humanos.

Para ello se presentan los resultados más importantes y actuales desde los puntos de vista de la paleoneurobiología, la antropología evolutiva, la neuroanatomía comparada, la arqueología cognitiva, la neurobiología, la psicología, la filosofía y la computación.