Xóchitl Gálvez inicia campaña en Fresnillo, la ciudad más temida de México: “Se acabó el abrazo a delincuentes” |  Elecciones mexicanas 2024

La oposición ha elegido Fresnillo, la ciudad con mayor percepción de inseguridad en México, como primera parada de Xóchitl Gálvez, su candidata presidencial. “Traeremos paz y tranquilidad al país”, afirmó el candidato, en una manifestación que comenzó pasada la medianoche, en los primeros minutos de este viernes. “Se acabaron los abrazos de delincuentes”, añadió. La estrategia de Gálvez ha sido clara desde el inicio de la campaña: enviar un mensaje a sus rivales con el primer acto político de la carrera, poner la lucha contra la criminalidad en lo más alto de la lista de prioridades y convencer a los votantes de que es la única opción posible . Se puede comparar con Claudia Sheinbaum, la abanderada oficial y líder en la mayoría de las encuestas.

Gálvez se presentó en el centro de Fresnillo -donde, según datos oficiales, más del 96% de los habitantes se siente inseguro- para presentarse como la candidata que no tiene miedo, que marcará el ritmo de la carrera y que desafiará la hegemonía. del proyecto político de Andrés Manuel López Obrador. “Esta larga noche de violencia terminará porque enfrentaremos la criminalidad”, dijo a principios de esta semana para explicar la decisión de comenzar en el estado de Zacatecas, epicentro de la inseguridad que azota al país y donde dos personas fueron asesinadas. Los políticos marcaron los primeros meses del año.

“Desde aquí quiero enviar un mensaje de esperanza”, dijo a su llegada a la ciudad, luego de haber sostenido un encuentro privado con las víctimas de la violencia. El candidato presentó un plan de cinco puntos contra la delincuencia, en el que destacan las propuestas de duplicar el número de agentes de la Guardia Nacional hasta llegar a 300.000 soldados y retirar al Ejército de las tareas civiles encomendadas al Gobierno de López Obrador. “A los civiles lo que es de los civiles, a los militares lo que es de los militares”, dijo. También propuso que México y Estados Unidos asuman el control conjunto de las aduanas, fortalezcan los gobiernos estatales y municipales y mejoren las condiciones salariales y de seguridad social de los policías del país. “Morena defiende la soberanía de los cárteles. “Defiendo la soberanía de los mexicanos”, dijo sobre su estrategia. “Morena es una narcotraficante y un miedo. “Ganaremos”, añadió.

El abanderado de la coalición Fuerza y ​​Corazón por México -integrada por el Partido Acción Nacional (PAN), el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD)- ha apostado por un evento inaugural que Duró poco más de una hora, con una fuerte carga simbólica y en la que sacrificó el numerosísimo apoyo de sus seguidores. La candidata pasó el micrófono en los primeros minutos a su madre Leticia Castañeda, pidió un minuto de silencio “por todas las personas asesinadas en el país” y levantó el puño derecho antes de comenzar a hablar.

La candidata, durante su discurso en la explanada del Palacio Municipal de Fresnillo.Gladys Serrano

Durante el mitin, la exsenadora, de 61 años, redobló sus críticas a la política de seguridad de López Obrador, conocida coloquialmente como “abrazos, no balazos”, e insistió en que las elecciones aún no están zanjadas, por mucho que digan las encuestas y lo cuesta arriba que sea. La carrera parece. “Ante este dolor, ante esta muerte, ¿qué nos dice Claudia Sheinbaum? Que México esté mejor que nunca”, afirmó Gálvez. “Quieren que nos acostumbremos a la barbarie”, añadió, “un México sin miedo es posible”. Cuestionar la narrativa según la cual Sheinbaum es la gran favorita para convertirse en la primera presidenta de la historia de México será el principal desafío de su campaña, además de aglomerar el descontento con la actual Administración y demostrar a los votantes que tiene un proyecto alternativo. la llamada Cuarta Transformación, liderada por Morena, el partido en el poder.

El acto de inicio de campaña de Gálvez comenzó con una caminata de aproximadamente un kilómetro hasta llegar a la plaza principal de la ciudad, frente al Palacio Municipal. Una caravana de simpatizantes encendió velas para enviar un mensaje contra el crimen y portó pancartas de cartón para mostrar su apoyo. “Tenemos que apoyar lo que creemos que es mejor para el país”, dice Esperanza Aguirre, de 58 años, quien admite que no ha salido de casa por la noche en más de una década. “Es angustia, cuando nos vamos no sabemos si volveremos”, añade. Gálvez fue recibido con gritos de “¡Presidente Xóchitl!” de sus seguidores y una batucada. “Es un hecho histórico para nosotros, demuestra que tiene confianza en Fresnillo”, coincide María Isabel García, de 65 años. “Queremos un cambio, no estamos de acuerdo con el gobierno actual”, dice Pedro, un minero de 35 años, que pide que no se revele su apellido.

Aunque es prácticamente imposible no escuchar “Fresnillo” e “inseguridad” en la misma frase, miles de personas hicieron todo lo posible para demostrar que la ciudad es más que miedo, que tiene identidad y anhelos propios, que quiere paz. Fue un grito de batalla, pero también de agotamiento y catarsis. La candidata encabezó el contingente en silencio y con cara seria, aunque también intentó ser empática y cercana con sus seguidores. Las calles alrededor de la columna de personas permanecían desiertas, un recordatorio de la magnitud del problema.

El miedo es una realidad palpable en Fresnillo que va más allá de cualquier discurso político. La llegada de Gálvez, bajo el lema Por un México sin miedo, motivó el despliegue de un fuerte aparato de seguridad y una mayor presencia de la Policía Estatal, el Ejército y la Guardia Nacional. Ninguno de los tres dirigentes nacionales de los institutos políticos que la postularon estuvo presente. La comitiva estuvo integrada por su director electoral, Santiago Creel, y su jefa de despacho, Kenia López Rabadán, además de diputados locales y federales, alcaldes de oposición y representantes estatales del PRI, PAN y PRD.

Simpatizantes de Xóchitl Gálvez salieron a las calles para mostrar su apoyo.Gladys Serrano

Recién este viernes por la tarde Gálvez intentará competir por el protagonismo mediático con Sheinbaum, quien ha elegido el Zócalo de la Ciudad de México para lanzar su campaña. El candidato opositor realizará un gran mitin en el estadio Sergio León Chávez de Irapuato, en el estado de Guanajuato, otro foco de violencia y bastión histórico del PAN, la fuerza opositora más votada del país. Inicialmente, el plan era iniciar la campaña en la capital, donde la precampaña finalizó a mediados de enero y recuperó el impulso que parecía haberse perdido en las primeras semanas tras ganar la candidatura de la oposición, ante unos 20.000 seguidores en el congreso mexicano. Arena de la ciudad. . La adaptación se produjo hace dos semanas, explicaron a EL PAÍS sus colaboradores, para tener un calendario que abarcara las principales ciudades del país en los primeros días de campaña, así como los estados donde el voto opositor es fuerte.

La agenda de Gálvez está marcada por un inicio frenético: después de Fresnillo, la gira continuará con actividades en Aguascalientes, otro territorio gobernado por Acción Nacional, e Irapuato, donde está previsto el cierre de la jornada y se esperan alrededor de 25.000 personas. El fin de semana continuará con actividades en Guadalajara, Monterrey y la capital, las tres zonas metropolitanas más pobladas del país, en los primeros pasos de un maratón de casi 90 días previo a las elecciones del próximo 2 de junio.

Suscríbete aquí a la newsletter de EL PAÍS México y recibe toda la información clave sobre la actualidad de este país